Descripción

En la producción de componentes electrónicos y semiconductores, eventuales descargas electrostáticas durante el montaje pueden afectar al funcionamiento correcto de las piezas que se van a montar, o incluso destruirlas. Puestos de trabajo ESD especiales impiden esto por medio del correspondiente equipamiento antiestático. Columnas elevadoras para el ajuste de la altura de los puestos de trabajo impedían hasta ahora la derivación segura de cargas electrostáticas, ya que interrumpían la conexión eléctrica entre el marco de la mesa y el marco de la base. Con la Multilift II ESD, RK Rose+Krieger ha desarrollado, no obstante, un ajuste eléctrico de la altura patentado, capaz de derivar tensiones eléctricas. Esto se consigue logrando que los perfiles exterior e interior permanezcan en contacto continuamente.

Metalurgia: máquinas e instalaciones

¿Necesita más información de parte del vendedor?