Descripción

Las plantas depuradoras y las aguas superficiales disponen de un enorme potencial energético. Por ejemplo, una planta depuradora con 90 millones de litros de aguas residuales diarios, cuya temperatura descienda en 1 ºC gracias a un intercambiador de calor, genera una potencia de alrededor de 4,3 MW. El potencial de las aguas superficiales es en comparación aún mayor. El aspecto medioambiental Por culpa de la acción humana, las temperaturas de las aguas superficiales y de las aguas corrientes han subido de forma constante, debido también a la afluencia de agua de las plantas depuradoras. Esto tiene graves efectos sobre la fauna y la flora. Si se extrae calor del agua depurada de las plantas o del agua de las aguas corrientes y superficiales, descendiendo así la temperatura del agua, se producirá un efecto positivo en todo el ecosistema.

Energías renovables
  • energía en plantas depuradoras
  • las aguas superficiales
  • Energías renovables

¿Necesita más información de parte del vendedor?

Compartir en: