Descripción

El queso ibérico es un queso de pasta prensada elaborado con mezcla de tres leches (Vaca, oveja y cabra). De acuerdo con las proporciones establecidos en el apartado 4 del anexo I del Real Decreto 262/2011, del 28 de febrero, todo queso que se comercialice con la denominación “Ibérico”, debe estar elaborado con leche fresca en las siguientes proporciones: máximo del 50% de leche de vaca, mínimo del 15% de leche de cabra y mínimo del 15% de leche de oveja. Se elabora durante todo el año. Diferenciamos el semicurado del curado por el periodo de maduración. El primero tiene un periodo de maduración de uno a tres meses, pasta prensada, masa compacta pero no cerrada, con pequeñas oquedades por todo el corte y de coloración amarillo pajizo sobre un fondo marfil, debido a la mezcla de las tres leches. El curado tiene de tres a seis meses. Todos nuestros quesos están elaborados sin aditivos alimentarios y libres de lisozima, natamicina y sorbatos. Sin gluten.

Quesos